26 de julio de 2014

DE TANTA ALEGRÍA ARRANCADA



Todo este silencio me aturde
Chico Buarque

Amó con intensidad como si fuera un verbo de tiempo. Besó a su mujer hasta que ella tembló entre sus brazos y a cada hijo suyo como su único universo. Atravesó la calle con pasos temerosos; llegó al trabajo y como máquina avarienta, elevó cuatro endebles parapetos. Se sentó a descansar como si fuese un festivo; merendó un duro pan con queso bajo el chispeante sol de junio. Bebió y sollozó con inconfundible desespero náufrago. Bailó con falsos zapatos de cuero y estalló de risa al son de una armonía pasada de moda. Se vio cerca del cielo dando pasos dipsómanos y emergió cual si fuese un pájaro venido de un cercano estanque hasta estrellarse contra el asfalto. Agonizó convertido en una flácida masa en medio de la sucia calle, murió con el pelo hecho un arabesco, salió en los periódicos de frente y de perfil creando habitual confusión.
Su mujer, mientras se come una naranja por pedazos, espera verlo doblar la esquina. La radio casi revienta, ya son las tres. Es hora de bailar escondidos un vals, si fueran unos novios virginales. Con la puerta abierta de su pequeño cuarto de alquiler, escribió esta calcada historia que reventó contra su pecho, cambiando la noche y revelándose el día.©

Visitas del mes pasado a la página

Translate

Traductor
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 2

Especial Encuentro Iberoamericano de Minificción 1

ESCARABAJO

Antología de amor y desamor

Salvo el crepúsculo

Apuntes para ser leídos por lobos

¿El último adiós?

Secretos del cuentista

El selfie del infierno

El corto de terror más corto

El parricida cortometraje